5/2/17

LA HUIDA (21/08/15)

Aderezo el hastío con letras
bostezadas, que no escritas.
Mientras, mi mano derecha
duerme en una esquina
y olvida la posibilidad extrema
de vivir sin estar viva.
-
Escribo y escribo, sin fuerzas.
Con recelo y tonterías,
y me invade la sospecha:
Emprender la huida
sería una posibilidad abierta
de festejar la vida.
Image result for escapar

HAY COSAS CONTRA LAS QUE NO SE PUEDE LUCHAR (20/08/15)

  La oscuridad clavaba sus fríos dedos sobre su cara.  El abrigo cerrado.  "¡Dame la pasta!"  El cuello subido para que no se le enfriara la nuca.  "¡Dame tó lo que lleves!"  La capucha cubriendo las orejas tratando de evitar el dolor de oídos.  "¡Tó lo que tengas pa' mí!".  Los guantes sin dedos para permitir cierto tacto y, a la vez, intentar conservar el calor.  "¡Que me lo des!  ¡Ahora!".  Oyó pasos.  Sacó del bolsillo la navaja, la abrió, dobló la esquina en un salto y se colocó delante de aquel transeúnte.
-¡A ver, gilipollas, dame tó lo que tengas, "pringao"!- gritó el señor con traje y corbata, presidente del Banco de Transilvania.

MEMORIAS (20/08/15)


Image result for memoria sd    Recuerdo vagamente la sangre saliendo de mi rodilla cuando niño.  Y el sabor amargo de aquella primera cerveza, razón por la cual supongo que no la bebo ahora.  Recuerdo el frío que se enganchaba al cuerpo al entrar en el río.  Me asaltan imágenes, sueltas, de la primera noche que salí de juerga.  Lejanas ideas de lo que pudo suceder y de hecho sucedió en aquel viaje.  Apenas recuerdo un poco mejor las vacaciones del año pasado y, con un poco menos de esfuerzo, las de este año.  Más fácilmente, aunque no del todo, puedo defender que ayer comí arroz.  Mi memoria es frágil.  Pero tu olor...  Tu olor no lo olvido nunca.

SECRETO (19/08/15)


Calla.
No digas nada y salta esa valla.
Huye conmigo.  Escapa.
Vayamos donde se pueda respirar.
Y calla.
Silencio.
No digas nada y ponle remedio.
Vámonos juntos.  Sin nada.
Huyamos donde no haya que trabajar.
En serio.
Y si no existe ese sitio
inventémoslo tu y yo.
Calla.
Es un secreto.

9/1/17

NO SE ARREGLA (19/08/15)

La solución, inexistente, brilla por su ausencia,
mientras sólo el rencor crece y crece
y afilamos los dientes al saltar
nadando hasta que el pulso se adormece.
-
La solución, inapetente, grita su demencia,
mientras sólo el mar viene y nos mece
y estiramos el cuello por mirar
esperando que el futuro ahora comience.
-
La solución, incompetente, olvida la decencia,
y ¡qué ironía!¡Inocencia que enternece!
Expiramos braceando sin llegar
a vengarnos de este mundo que nos niegan,
que nos dicen que no nos pertenece.